PEDAZOS DE TIEMPO Y FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA VENIDOS A MI MENTE POR AZAR DEL PROPIO TIEMPO
enero 31, 2010, 6:53 pm
Filed under: Uncategorized

Diego Leonardo

I

UN GRITO CHIBCHA

EN EL MUNDO DE LA HISTORIA Y LEYENDO A ARMANDO SOLANO EN LA MELANCOLÍA DEL PUEBLO CHIBCHA

Vivían los Chibchas en una tierra prodigiosa en riquezas agrícolas, mineras, florales, animales; bien organizados socialmente y diestros en el comercio, en la industria de tejidos y cerámica; regidos por un sólido y sabio código de moral, el de Nemequene; dueños de una sólida conciencia colectiva y de un pleno convencimiento acerca de su poder civilizador, así eran los, aproximadamente, los 800.000nativos del altiplano cundiboyacense cuando irrumpió la hueste incontenible y bárbara de Gonzalo Jiménez de Quesada. El templo del sol, levantado en el valle de Iraca fue quemado, lo mismo el de la laguna de Fúquene (y no sin resistencia, pues más de 100.000 indígenas fueron muertos defendiéndose); asesinados fueron Zaquesaxigua, soberano de Batacá, los Zipas de Chia, Cajicá, Zipaqué; los principes de Facatativa, Funza, Engativá y Bosa; el principe de Tundama fue el último de ellos, asesinado a martillazos. Destruido el imperio Chibcha, sometidos a esclavitud sus hombres, impotentes para resistir el empuje brutal de los españoles, huérfanos de sus dioses, en fin, consumada su tragedia, 25.000 de ellos, prefiriendo morir a verse esclavos, desde una altura del Cocuy (Boyacá), que ahora se conoce con el nombre del “Peñón de los muertos”, se arrojaron al abismo. Abajo, el río cambió de cauce ante tantos muertos, y en el cielo, el padre Sol se ocultó para no ver tantos horrores en su pueblo.

Sobre las ruinas del dorado imperio de los Chibchas, se levantó otro de hierro que, pasados 5 siglos, aun perdura. El torvo conquistador se volvió encomendero; el encomendero, libertador, jefe político, gamonal, gran señor de la horca y cuchillo señoreando sobre las mesnadas de indios convertidos en peones, sirvientes, soldados, falanges electorales manipuladas, mudas e ignorantes.

II

LA MELANCOLÍA DEL INDÍGENA AMERICANO EN GOTAS DE SUDOR DE LÁGRIMAS

A

Melancolía es tristeza causada por los dolores del alma o por daños físicos. Es recordar un ayer de músculos trenzados y cerebro ardiente hoy expuestos a la intemperie del viento y de los nuevos buitres.

B

La melancolía de la raza indígena le viene de su origen oriental y de sus vencimientos posteriores al desembarco de Colón; y que es sino el yaraví de los incas, esos cantos de desconsuelo, esas formas de expresar sus tristezas, su condición sin esperanzas:

Es imposible que conozca el mundo

Un ser tan desdichado como yo.

Maldita sea para siempre la noche

Aquella en que nací.

Y el icnocuícatl, que es un canto náhuatl de desgracia, de angustia, de orfandad:

He bebido vino de hongos y llora mi corazón:

Sufro y soy un desdichado en la tierra.

Me pongo a meditar en que no gozo,

En que no soy feliz.

Sólo soy un desdichado en la tierra.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: