EL CUARTO DE MONTPARNASSE
enero 31, 2010, 6:29 pm
Filed under: Uncategorized

Diego Leonardo

Capitaneando un barco ebrio en una mar huracanada de sueños y desvelos,

por deseos furtivos y poesía ellótica;

viajo a buscar mi pasión

que desde los renglones del siglo diez y nueve

me seguía el alma y mis ansias.

Arribo al bulevar Montparnasse  y asciendo al cuarto:

Un cuarto vetusto, maloliente, despeinado y sucio.

La puerta ennegrecida por el tiempo danzaba la lucha febril de cuerpos desnudos galopantes;

En su interior las borrascas lo inundaban con el fragor de los cuerpos lacerados de fuego líquido,

y los estertores de la pasión consumada

perfumaban las paredes con ese olor nupcial

de los cuerpos poseídos

por el desorden voraz de todos los sentidos.

Frente al lecho atiborrado de músculos trenzados, mi sombra insinuante

envolvió mi deseo con  un abrazo penetrante y cálido.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: