EL AZAR Y JERA
enero 31, 2010, 6:01 pm
Filed under: Uncategorized

Diego Leonardo

Sentía una voz, el arrullo de unos besos, las caricias de un anhelo.

Fantaseo.

Eres Jera. Poesía. Magia. Divago alborotado.

Me di cuenta que era indispensable que estuviéramos juntos y habláramos. Propongo.

En este poema y en esta noche me juego la vida. Pienso.

Allá en lontananza sonaban los versos de Barba Jacob: Soy un perdido, soy un marihuano; a beber, a danzar al son de la canción.

Escucho.

Con este nocturno ilumino las entrañas de la noche. Un canto hondo.

Sueño.

En esa mirada tuya reinicio con ímpetu bravío la escultura del poema.

Canto.

Elevo gritos y equipo mundos de obsesiones desnudas de tu ser desnudo.

Insisto.

Había caminado contigo bajo la lluvia; esta vez quiero fusionar rayo, calor y ser. En la pradera salvaje.

Danzo.

A veces creo enloquecer con ese cuerpo tuyo selvático. Encabritado en mi cerebro.

Huelo.

Caminas por mis estancias humanas y lo colorea tu piel pintada.

Rosado es el color.

Pinto.

Tomo tu imagen y la exhibo en mi escritorio, galopando en el tiempo, pensamiento y obra.

Esculpo.

Te digo a veces que en éxtasis combino palabra, cuerpo, locura y amor.

Amo.

Los recuerdos de tus formas presentan la revista de la música de alas de que hablara José Asunción.

Recuerdo.

Despierto, obnubilado. Empapado en mi angustia de no tenerte y no alcanzarte.

Persevero.

Vogaremos allá muy dentro de la pradera.

Lucha tenaz de las ideas.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: