ALREDEDOR DEL ENSAYO
enero 31, 2010, 5:51 pm
Filed under: Uncategorized

Diego Leonardo

Empecemos por una conceptualización del ensayo, y digamos que un ENSAYO es una construcción-invención textual, sobre cualesquier asunto del ser humano; en el cual se exponen ideas, conceptos, planteamientos, y se demuestra su veracidad y acierto. Resulta obvio decir que la temática expuesta a pesar de ser invención del autor, tiene un apoyo, unas fuentes bibliográficas precisas, académicas, que le dan el carácter de trabajo científico.

Un ensayo es una mezcla de arte y ciencia: Tiene un elemento creativo (literario), y otro lógico (manejo de ideas). La extensión del ensayo puede ser de una, dos, cinco, diez o más hojas, pero en general es corto. Cuando un ensayo es largo, se convierte en una tesis, y si esta se verifica y sale airosa en dicha verificación ante la comunidad científica, entonces, el trabajo (el ensayo) se convierte en un texto científico.

Los temas son incontables y variados: El amor, el sexo, la música, el arte, la locura, el trabajo, la lectura, el divorcio, el matrimonio, la raza, la política, en fin…La mayoría de ensayos da pié a controversias y a nuevos ensayos.

Un ensayo no es un  comentario (escritura propia de la opinión), sino una reflexión, casi siempre a partir de la reflexión de otros, así no se mencionen ni se escriban fuentes bibliográficas.

La calidad de un ensayo se mide por la fortaleza de las ideas, por la manera de la exposición de dichas ideas.

Un ensayo discurre, es discurso pleno. Está concatenado; las ideas se engarzan de manera coherente y clara. No es yuxtaponiendo ideas, es organizándolas de manera armoniosa, lógica, literaria.

El ensayo viene ya desde la Grecia clásica. Los diálogos de Platón son piezas magistrales, en las cuales se discurre sobre un tema en particular. Un ejemplo lo tenemos en “El banquete” y en “Fedro” en los cuales se discurre sobre el amor, la juventud, la amistad y la belleza. Con quien se inicia el ensayo moderno es con Miguel de Montaigne y le siguen Francis Bacon, Spinoza, Voltaire, Diderot, Nietzsche, Camus, Sartre, Alfonso Reyes, Pedro Enríquez Ureña, José Vasconcelos, Ramón López Velarde, Leopoldo Zea, Ernesto Sábato, Octavio Paz, Jorge Luis Borges, García Márquez.

Para escribir se necesita ser un estudioso, un buen lector, amar el arte, sentir la vida, haber amado, vivido la vida, y leer mucho, ensayar mucho y seguir leyendo.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: